Parque contenedores / ATÖLYE Labs

Parque contenedores / ATÖLYE Labs

Parque contenedores / ATÖLYE Labs

Reconociendo que el siglo 21 promete nuevas relaciones productivas entre la educación, la investigación y la industria, iDEA Technopark A. Ş. contactó a laboratorios Atolye sobre una instalación para fomentar la colaboración interdisciplinaria y anclar un emergente parque tecnológico en el centro de Izmir, una bulliciosa cosmópolis en Turquía occidental. El proyecto resultante reutiliza 35 contenedores de transporte de segunda mano para formar la pieza central de una nueva y vibrante comunidad de investigación en el campus, así como para generar un imán para el talento creativo en la Universidad Ege, en la ciudad de Izmir y la región del Egeo en general.

El Technopark de 1000 m2 albergará instalaciones independientes de R & D pertenecientes a las grandes empresas turcas e internacionales centradas en la biotecnología, la energía, los materiales y la investigación de software. Este programa se suma a “catalizadores” estratégicamente situados para aumentar la interacción y el potencial de colaboración entre todos los miembros de esta comunidad.

Aquí están los detalles de estos principios de diseño.

Diseño específico para el sitio:

El proyecto se inició con el descubrimiento de un sitio eriazo con los escombros de un edificio demolido dentro del gran campus universitario. Por medio del reciclaje de contenedores adquiridos localmente a 12 kms. de distancia en el puerto de Izmir, el equipo de diseño fue capaz de promover un sitio inutilizado con materiales de construcción desaprovechados.

Analizando el sitio, la orientación solar, rutas de circulación existentes en el campus , ángulos de viento, sectores sombreados por árboles y los contornos del edificio anterior colaboraron a elaborar una división programática significativa y económicamente viable, la disposición volumétrica y en última instancia, una circulación fluida de usuarios. Esquemas de posibles interacciones entre programas ayudaron a comunicar la importancia de los catalizadores basados en arte, el diseño y la tecnología. Mientras tanto, un “faro” conformado por un contenedor vertical, un patio interior, corredores estrechos de circulación cruzada y amplias zonas de asientos permiten espacios de perspectiva y refugio, así como encuentros espontáneos y recreacionales.

Diseño ecológico:

Además de una cantidad excepcional de reciclaje de materiales y reutilización, el proyecto presenta una amplia gama de estrategias ecológicas. Mediante la colocación de módulos contenedores con exposición óptima norte-sur y estrechas secciones transversales, el diseño maximiza la capacidad de utilizar las estrategias solares pasivas apoyadas por ventilación natural.

Árboles existentes, protecciones solares con diseños eficientes, ventanas sur con recubrimiento solar, aislamiento grueso, aire acondicionado efectivo, materiales naturales como el corcho, y sistemas de iluminación LED, todos ayudaron a minimizar el impacto ambiental del edificio.

Diseño a prueba del futuro:

Se toma en consideración el hecho de que la capacidad de adaptación y resistencia del centro y la cáscara de un edificio es su activo más grande en el largo plazo. El proyecto cuenta con varios detalles técnicos tales como vigas y columnas, bandejas eléctricas visibles, enchufes abundantes, ventilación de alta capacidad, sistemas de calefacción-refrigeración controlables a nivel local y estructura de apoyo para ayudar a construir posibles separaciones en el futuro. Todos estos sistemas ayudan a modificar fácilmente los usos espaciales a lo largo del tiempo.

En términos del programa, mediante la colocación de los catalizadores de interacción a través del sitio, el diseño de esquemas alternativos y muebles modulares, lograr prever secciones de las fachadas de contenedores como un lienzo viable para muralistas y consideraciones para facilitar el desmantelamiento y reubicación, el proyecto se convierte en la manifestación de un edificio como prototipo: uno que implica la galvanizar una talentosa comunidad en Izmir y más allá.

Fuente: Plataforma Arquitectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *