Skip to content

Un destello de luz, HOSPITAL MODULAR DE HUMAHUACA

Promediando la pandemia podemos mirar hacia atrás y sentirnos orgullosos de nuestro gran aporte. En un mar de incertidumbres, un destello de luz puede significar el norte para alguien, y en esta búsqueda de un norte en medio de una crisis mundial, la construcción modular empezó a aparecer como una solución viable al problema de la falta de tiempo. En este camino de construcción modular transportable que venimos desarrollando hace 50 años, no nos imaginamos que íbamos a ser parte de la solución en una crisis de salud pública. Pero ante lo imprevisible de la pandemia, pudimos estar a la altura y subir nuestros estándares. Pusimos en marcha un proyecto impulsado por el Ministerio de Obra Pública, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para fortalecer el sistema de salud, en 15 días realizamos la producción de los módulos en nuestra planta productiva, y en 30 días se completó el traslado y montaje, conformando 800 m2 destinados al Hospital Modular de Humahuaca, unidad sanitaria escalable, sostenible y resiliente, a partir de las directivas de los organismos solicitantes. En un total de 45 días logramos montar un hospital destinado a brindar infraestructura en un contexto de emergencia. Algo que, no hace mucho, solía tomar años. Estos 800 m2 no son solo arquitectura modular transportable, también son contención, estrategia, compromiso, y respeto por el entorno y la vida. Pero quienes más saben de eso son los vecinos de Humahuaca, quienes se sintieron un poco más cerca, más protegidos, y mejor preparados y que, con el tiempo, una vez superada la pandemia, podrán destinar esta infraestructura totalmente equipada al área de la salud materno infantil.

×